Compartir

miércoles, 30 de enero de 2013

Algunas preguntas (y respuestas) sobre la adicción

En Noviembre de 2005, Nora Volkow y Ting Kai-Li escribieron en Nature Neuroscience un editorial brillante acerca de la "adicción", donde resuelven de manera muy clara y sencilla algunas preguntas generales sobre este fenómeno.

Introducción
Aclaran Volkow y Li que ellos escogieron el término "adicción" en vez del de dependencia (a las drogas) para que no se confundiera con el término de "dependencia física", el cual se refiere a las adaptaciones que resultan en síntomas de abstinencia cuando se discontinúan drogas tales como el alcohol o la heroína. Aclaran los autores que dichas adaptaciones son distintas de aquellas que resultan en la adicción, la cual se refiere a la pérdida del control sobre la intensa urgencia de tomar la droga, aun a expensas de las consecuencias adversas o negativas.

1. ¿Por qué algunas personas se vuelven adictas y otras no?
Aclaran Volkow y Li que la adicción tiene un componente genético significativo. Especifican que de 40 a 60 por ciento de la vulnerabilidad a la adicción puede atribuirse a factores genéticos (incluyendo interacciones genes x ambiente), los cuales se reflejan en la variabilidad en el metabolismo de la droga, en la sensibilidad a los efectos reforzadores de la sustancia de abuso y a la sensibilidad a los distintos estresores del ambiente de un individuo.

2. ¿Por qué la adicción comienza más frecuentemente en la adolescencia?
Responden Volkow y Li que la experimentación con drogas y alcohol con frecuencia comienza en la adolescencia. Ellos explican que ese hecho podría reflejar comportamientos típicos de los adolescentes (p. ej., toma de riesgos, búsqueda de sensaciones nuevas o respuesta a la presión de los pares) que incrementan la probabilidad de que experimenten con drogas y alcohol. Agregan que quizás puede deberse también al desarrollo incompleto de las regiones cerebrales implicadas en el proceso de control ejecutivo y motivación.

3. ¿Por qué los "adictos" tienen con frecuencia también otros trastornos mentales?
Volkow y Li afirman que las personas con trastornos tienen un riesgo mayor de abusar de las drogas y el alcohol, pero que, al mismo tiempo, quienes tienen adicción a sustancias tienen una prevalencia mayor de trastornos mentales que el resto de la población. Dicha co-ocurrencia, añaden, puede reflejar la intersección o superposición entre los factores neurobiológicos, genéticos y del medio ambiente que influyen en el abuso de sustancias y aquellos que influyen en los trastornos mentales. Finalmente, proponen que las co-morbilidades pueden darse también porque una persona con un trastorno intente auto-medicarse.

4. ¿Cómo influye el medio ambiente en la adicción?
Responden Volkow y Li que la disponibilidad de la droga es el factor medioambiental más claro que influye en la adicción. Agregan que un estrato socioeconómico bajo o poco apoyo de la familia (específicamente los padres) son otros factores que se asocian de manera consistente con la propensión a auto-administrarse drogas. Resaltan los autores que el estrés es un rasgo común en tales factores.

5. ¿Pueden repararse los circuitos cerebrales que alteran las drogas?
Con respecto a esta pregunta, afirman Volkow y Li que las adaptaciones que ocurren en el cerebro debido a la exposición crónica a una droga parecen ser bastante duraderas, además de que implican múltiples circuitos cerebrales  (como los de recompensa, motivación, aprendizaje, control inhibitorio y función ejecutiva).

6. ¿Cómo alteran las drogas la volición [voluntad]?
Volkow y Li responden que lo que han aprendido hasta el momento es que algunas drogas y el alcohol interceptan o desvían los mecanismos cerebrales implicados en la búsqueda de reforzadores naturales [como la comida, la bebida, el sueño o el sexo] y simultáneamente "debilitan" los mecanismos que inhiben la búsqueda de reforzamiento en la droga.

Referencia: Volkow, N., Li, T.K. (2005). The neuroscience of addiction. Nature Neuroscience, 8 (11), pp. 1429-1430. 


Comentario
Bueno, este fue el resumen de hoy; corto, pero sustancioso. En síntesis, el mensaje principal con Volkow y Li es que la adicción es un proceso de alteración (o cambio) cerebral en el que se "secuestran" los mecanismos de refuerzo natural para favorecer la búsqueda de refuerzo en la sustancia de adicción. Además, dicha sustancia produce que se inhiban los circuitos cerebrales de "control" o de inhibición. La adicción tiene un peso genético enorme, aunque la disponibilidad de la sustancia en el medio ambiente, así como factores de riesgo y ausencia de factores protectores, favorecen su aparición. Por otro lado, no es que los adolescentes sean más propensos por ser adolescentes (cualquier persona a cualquier edad lo es), sino porque es una edad en la que se dan muchas experiencias que facilitan la adicción. Finalmente, los cambios que se producen en el cerebro debido al consumo crónico de una droga parecen ser, infortunadamente, bastante duraderos...realmente la droga sí secuestra ciertos circuitos del cerebro.
Mensaje personal: pensárselo dos veces antes de -siquiera- probar (aunque todo en el medio ambiente esté a nuestro favor, podemos tener un peso genético importante para la adicción).

2 comentarios: